martes, 18 de enero de 2011

In cauda venum

En latín, el veneno en la cola. Se suele decir que los escorpiones llevan su veneno en la cola y que atacan a su presa sin que se de cuenta, anda, ¡como tú! ¡Qué coincidencia!
Me hacías daño sin darme cuenta, poco a poco hasta que ya no pude más, se me junto todo y decidí que era hora de que esto terminara, que tenía que acabar.
Al principio eran simples comentarios como : '' bueno, esa chica no esta mal'' ''no te pongas eso, se te ve demasiado la pierna''
Luego seguiste con otras fantásticas ocurrencias como no vernos en semanas, o opinar sobre mi forma de actuar con mis amigos.
Y por último, hiciste que te odiara como nunca lo había hecho.
Fue duro dejarte, pero en fin, no ha sido lo más duro de mi vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario