jueves, 20 de enero de 2011

Un iluso corazón.

Estoy cansada de que mi corazón sea el que dicte lo que mi cabeza tiene que hacer. El corazón es un organo estúpido, solo sabe cagarla. Se enamora de las personas más tontas de la tierra y despues espera que la cabeza sepa arreglarlo, cuando ya es demasiado tarde. Preferiría que mi cabeza tomara todas las decisiones en cuanto a mi respecta porque ella si piensa, observa las consecuencias y ni por un segundo lo deja todo al azar. Mi cabeza nunca aceptaría que yo sonriese por ese payaso engreido, ni tampoco aceptaría que un idiota me hiciese daño, pero el corazón si que lo hace. Por qué? Quizá por que le gusta sufrir, o porque el idiota piensa que algun día llegará una persona capaz de hacerme completamente feliz y no la cague nunca y que me ame para siempre y que nunca se deje la tapa de inodoro sin baja y que sepa cuando estoy bien o mal y que se acuerde de todos nuestros aniversarios y cumpleaños y que me quiera como a nadie y que no me cambie por ninguna ¡a ver si te enteras ya corazón, esa persona no existe en este planeta, aceptalo y porfavor, hazme la vida un poco más amena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario