jueves, 27 de enero de 2011

Solo escucha, estaremos juntos para siempre

Quizá nos conocíamos desde hacía mucho tiempo, pero desde hace cuatro meses más o menos supimos quien eramos en realidad. Yo pensaba que eras un payaso, un borde y un creido, ahora pienso que eres dulce, gracioso y si, un creido, pero algun defecto tenías que tener.
Tu pensabas que yo era un niñata, pija y borde, ahora sabes que soy, bueno, que soy como soy.
El primer día que te conocí de verdad, no pensé realmente que llegaríamos a ser algo más que conocidos, pero al día siguiente alguien me pregunto que que tal veía mi vida a tu lado, no me paré a pensarlo, porque nunca lo había hecho, y respondí que lo que veía era algo gris ¿gris? si gris, algo continuo, ni negro,  malo, divertido, ni blanco, bueno, perfecto, sino gris, algo sin nada que resalte, nada.
Al día siguiente tu sabía mi respuesta, y te propusiste pelear, pelear por que viera un vida junto a ti. Podría decir todas las batallas que ganaste o perdiste, pero solo diré una en la que ganaste, y otra en la que perdiste.
¿En la que ganaste? A si, aquella noche en la que cenamos en el parque, aquella noche en la que me miraste sin poder parar de sonreir, aquella noche en la que me pusiste nerviosa, en la que me hiciste pensar en ti, fue una gran victoria.
¿En la que perdiste? No me extenderé mucho al decir que la cagaste viniendo con ella, que la cagaste demostrandome que la querías, la cagaste, y ahí todo se termino, o eso pensé yo.
Ahora, cuatro meses despues, me has hecho despertar, otra vez.
Fue ese primer día en el que me volviste a dar un beso en la mejilla para decirme que te ibas, algo volvio a despertar, luego soñé contigo, soñé .... soñé algo perfecto y por último ayer me diste tantos besos que ahora te digo que nadie te querrá nunca como yo te quiero.

Si estas vez estas dispuesto a pelear, yo tambien lucharé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario